Las joyas de L'Éléphant están hechas a mano y con mucha dedicación y amor, para que tu experiencia sea gratificante como es para mi crear a través del increíble oficio que es la joyería.

Cada cristal es seleccionado uno por uno, por lo tanto hay que tener en cuenta que son todos diferentes y hermosos, con sus propiedades y rarezas. Al no ser todos iguales, lo que ves en las fotos puede tener alguna mínima variación en su forma, especialmente las piedras en bruto.

Te sugiero que cuides tus joyas de L'Éléphant, especialmente del contacto con el agua, los perfumes, el cloro u otras sustancias abrasivas que puedan dañar la integridad del producto que hayas adquirido. Si la pieza se oscurece, podés utilizar un paño limpio para que el metal recupere su brillo inicial.